martes, 19 de mayo de 2020

Historia de dos soles oscuros




Dices que tienes corazón, y sólo lo dices porque sientes sus latidos. Eso no es corazón…; es una máquina, que, al compás que se mueve, hace ruido.

                                                               Bequer












Cuéntame como estas...
Me preguntas así, de repente, alterando mi tranquilidad.

No, no te contaré nada, si lo hago, quizá te quedes conmigo para siempre y sé que no es lo que deseas, así que no te contaré nada.
Además mi cabeza es una madeja de pensamientos enredados y no sabría que decirte, he perdido las respuestas a todas las preguntas que puedas hacerme.

Sé por experiencia, que las palabras no se las lleva el viento, todo queda, y yo no quiero que nada entre los dos quede, porque soy como un animal herido que tiene miedo y vivo escondida porque siento cada día mi debilidad entre los dos.

Creo además, que aunque gritara,mis palabras no te alcanzarian nunca, pues desde hace ya tiempo tan solo intercambiamos silencios.

Y tampoco es que este mal, a veces, nos dicen más que  las palabras, tan solo hay que aprender a  escucharlas. No tengo dudas, nunca he tenido dudas respecto a mi amor, pero eso no me tranquiliza, al contrario, pensarlo me pone nerviosa, no me gusta está soledad, pues se que desde hace tiempo ya no formo parte de tus pensamientos.

Tu mirada nunca miente, no puedes hacerme trampas y decirme que me querrás toda la vida, y yo sé que lo necesito, por eso, apenás te miro, pues no quiero desmoronarme, así que nos pasamos la vida disimulando y la indiferencia es lo que flota a nuestro alrededor.

Ya no lucho, para qué, ya has elegido por mi. A mi se me acaba la esperanza y no es solo por la pena, no es solo por el dolor, es el miedo el que me empuja.

Miedo a perder, a perderme a mi misma. Ahogarme en la melancolia y que los hilos que me anclan a la tierra se deshagan lentamente y me hagan despegarme del abrazo fuerte de la vida.














Contacta Vía Mail: alinuski5@gmail.com


6 comentarios:

  1. Puede que a la protagonista le reste una solución: Ser peregrina de su Erial Interior, donde con Las Soledades, poder fortalecerse, nutrirse y a la postre, Ser Emperatriz de sí misma y quedar inmune a los dolores que abarrotan en derredor suyo. Creo que con una chispa de dedicación le irá bien, porque además posee la suerte de una cita tan perfecta como la que prologa, bravo por esa melancolía que puede llegar a ser fecunda.
    ¡Deseo para ambas, Ella y Tú, Un Excelente fin de semana que te traiga nuevas entradas bitacoreñas!

    M a e s e , O p t i m i s t a S i n S o l u c i ó n P o s i b l e .
    ��‍♂️��

    ResponderEliminar
  2. Si yo fuese ella creo que no esperaría al final y verme derrotada, preferiría ser yo la que pusiese punto final, aunque en ello me vaya la vida, pero al menos me voy con mi dignidad intacta.
    Muy triste pero esas cosas pasan y vivir en un engaño tampoco reconforta.
    Besos

    P/D La rima de Bécquer es una maravilla, como todas

    ResponderEliminar
  3. Es verdad que las palabras no se las lleva el viento, siempre quedan ahi para no olvidarte lo que un día te dolió.

    ResponderEliminar