martes, 19 de mayo de 2020

Historia de dos soles oscuros




Dices que tienes corazón, y sólo lo dices porque sientes sus latidos. Eso no es corazón…; es una máquina, que, al compás que se mueve, hace ruido.

                                                               Bequer












Cuéntame como estas...
Me preguntas así, de repente, alterando mi tranquilidad.

No, no te contaré nada, si lo hago, quizá te quedes conmigo para siempre y sé que no es lo que deseas, así que no te contaré nada.
Además mi cabeza es una madeja de pensamientos enredados y no sabría que decirte, he perdido las respuestas a todas las preguntas que puedas hacerme.

Sé por experiencia, que las palabras no se las lleva el viento, todo queda, y yo no quiero que nada entre los dos quede, porque soy como un animal herido que tiene miedo y vivo escondida porque siento cada día mi debilidad entre los dos.

Creo además, que aunque gritara,mis palabras no te alcanzarian nunca, pues desde hace ya tiempo tan solo intercambiamos silencios.

Y tampoco es que este mal, a veces, nos dicen más que  las palabras, tan solo hay que aprender a  escucharlas. No tengo dudas, nunca he tenido dudas respecto a mi amor, pero eso no me tranquiliza, al contrario, pensarlo me pone nerviosa, no me gusta está soledad, pues se que desde hace tiempo ya no formo parte de tus pensamientos.

Tu mirada nunca miente, no puedes hacerme trampas y decirme que me querrás toda la vida, y yo sé que lo necesito, por eso, apenás te miro, pues no quiero desmoronarme, así que nos pasamos la vida disimulando y la indiferencia es lo que flota a nuestro alrededor.

Ya no lucho, para qué, ya has elegido por mi. A mi se me acaba la esperanza y no es solo por la pena, no es solo por el dolor, es el miedo el que me empuja.

Miedo a perder, a perderme a mi misma. Ahogarme en la melancolia y que los hilos que me anclan a la tierra se deshagan lentamente y me hagan despegarme del abrazo fuerte de la vida.














Contacta Vía Mail: alinuski5@gmail.com


domingo, 17 de mayo de 2020

MARCELA




Me volví loco, con largos intervalos de horrible cordura.

                                                Poe.














Marcela, la de los ojos
tristes,
la que se hace preguntas
para las que no encuentra
respuestas.

Marcela a la que le pesaban
los años perdidos
enajenada y ausente.

Pobre Marcela
La que una vez
fue dulce y abnegada
la que quedó inerte
llorando amargamente.

Marcela
sombra triste
de lo que un día fue,
no encontró 
el camino de vuelta.

Neblina grisacea
desaliñada y sucia
que la cubrió de harapos.

Marcela tan solo
pidiendo por compasión 
limosnas de ternura.

Marcela llena 
de huecos vacíos ,
dolores añejos
Marcela,
rodeada de nubes espesas
que crearon ausencias.


Contacta Vía Mail: alinuski5@gmail.com

jueves, 14 de mayo de 2020

Solsticio de Verano



Quiero decir que mi corazón está ligado al vuestro, de modo que ambos sólo pueden ser uno: dos pechos unidos por un mismo juramento, no son sino dos pechos y una sola fe.


                                             William Shakespeare
                                                                                 





Una piel de verano
labios color cereza
frágil corazón
un sonrisa
donde perderse.

Él la desea
ella se entrega.

Con la voluntad
quebrada
apagan la luz
y las caricias
se vuelven lentas.

Ella quiere amarlo
él la elige.

Y soñaron que cada uno
formaba parte del otro
sospechando que era
cosa del destino.

Ella quiere un futuro
él se lo concede.

Se compromete
y se apega a él
porque estar separados
es ya imposible.





Contacta Vía Mail: alinuski5@gmail.com

miércoles, 6 de mayo de 2020

Destierros



  «¿Qué es ese ruido?»
                              El viento en la puerta.
«¿Y este otro ruido? ¿Qué hace el viento?»
                              Nada otra vez nada
                                                                                

 «¿No
sabes nada? ¿No ves nada? ¿No recuerdas
nada?»


                                           T.S.Elliot

















No pude evitar 
tanto barro
tantos charcos
tanta tierra
revuelta.

Tierra cruda
azotada por el viento
hechizada por la luna.

Tierra de niebla
de callejones oscuros
que esconden espantos.

Tierra de nadie
donde nada crece.

Tierra de fantasmas
tierra de nada
que te deja sin aliento.

La tarde quieta arde
en el techo de la noche,
insomnios y ausencias
espantando recuerdos
cubiertos de polvo y silencio
capas de memoria 
y olvidos,
una noria de soledades
y murmullos
que se hacen fuertes
en una tierra baldía,
un espacio en el alma
sin tiempo
casi sin vida 
ni centro
ni camino
ni linea 
ni horizonte.

Silencio dentro
del silencio más profundo.
Arena y sombras.
Llanto que inunda 
la mirada,
lágrimas que brotan
y tocan la llaga
que arde.

Serenidad que amansa
arrastrando la angustia
que guardas dentro.



Contacta Vía Mail: alinuski5@gmail.com

miércoles, 15 de abril de 2020

El encuentro



 … la vida valdrá la pena mientras haya en el mundo seres capaces de hacer magia cuando profesan una pasión.

                                        Ángeles Mastretta











Era una noche 
de canciones tristes,
pasó un ángel,
dejando un reguero
de plumas 
llenas de sueños
y se encontraron 
dos necesidades.

Todos los colores
del mar 
brillaban en sus ojos,
los de ella
recordaban al amanecer.

Se enredaron 
sus miradas
y la vida fluyó.

Quiso conocer 
todos sus misterios,
no sabía nada de ella
y sin embargo
la había visto por dentro,
pues al mirarse
a los ojos
vio el reflejo de su alma.

Y es que, el verdadero
amor, 
puede nacer 
de una sola mirada.

Sumidos uno en el otro,
enredados,
olvidándose del mundo,
descubrió tormentas
en sus manos,
abrió sus ganas,
entró sin permiso
y como el viento,
desordenó su deseo.

La poseyó con prisa,
exploró su cuerpo,
recorrió  su espalda
plagada de lunares,
tocó sus senos,
la devoró a besos
para intentar sacarse
la rabia de ser 
un ángel caído.

Pero la calma no llegó.

Ella nunca preguntó 
de que huía, era una 
criatura herida.
Se acostumbró 
a sus ojos tristes
de hombre desesperado
que la miraba con deseo.

Él estaba de paso
y tenía prisa,
nunca le mintió.

Ella sabía
que algún día
esperaría a alguien
que no vendría,
pero no intentó
detenerlo.

Su corazón debía
encontrar sosiego
y el camino de vuelta
a través de la niebla.

Cerró los ojos
y volvió la cara al cielo
cuánto hubiese dado él,
por permanecer un poco
más a su lado.























Contacta Vía Mail: alinuski5@gmail.com

domingo, 5 de abril de 2020

Primavera Helada



Las peores despedidas son aquellas que nunca se dijeron.








Me aterra el silencio que se ha instalado entre los dos, reconozco que ese sentimiento no es nuevo.
Deseo romperlo, pero es el miedo el que me paraliza. Te observo como si en realidad no te hubiese visto nunca.

Hablo, porque seguir mirándote duele, con una intensidad que aún me sorprende,las palabras encajan a la primera unas con otras y me escucho preguntarte:



-¿Quién seré sin ti?

¿Estarás bien?.

-¿Donde estaré?

-¿Estarás aquí, donde siempre
has estado?

-Estaré sin ti, ¿Me constará mucho superar

  la soledad?
-Sí, mucho, pero, tranquila con el tiempo todo
  volverá a la normalidad, todo lleva su ritmo.

-¿Pensabas que esto podía pasar?
-Lo temía, pero no quería deshacer tu ilusión.

-¿Quién eres, no te reconozco?

-El epicentro de tus miedos.

-¿Que puedo hacer?

-Debes salvarte, salvarte de mi.
  no luches, no te resistas.

-¿Como lo consigo? No tengo apenas fuerza.

-Ten calma, todo volverá a su ser.

-¿Y que hago con mi ruido? Este estribillo constante

que se repite en mi cabeza y que no cesa de repetir que tu ya no estarás. 
¿Como calmo el dolor? ¿Como cambio el gris que se ha instalado en mis días por el azul que antes tenía?
¿Como supero el nosotros y corto el vinculo invisible que nos une?
-Podrás, todo pasará.

-¿Por qué pasan estas cosas?

-Las cosas cambian...

-¿Me abrazas?

-Ven.

No hubo distancia entre ambos, ni reproche alguno.

La rabia se disipó y murió.



Contacta Vía Mail: alinuski5@gmail.com

lunes, 23 de marzo de 2020

Manifiesto


Definición:
Lo que es evidente, se ve o percibe con claridad.










Me envolvió
la dulzura del silencio,
pude ver la invisible
belleza de las cosas.

Admiré la delicadeza
de los secretos susurrados.

Dejé atrás los sueños
quebradizos,
que sabía que no alcanzarían
ninguna estrella.

Descubrí que tenía 
un amor paciente
y un deseo impaciente.

Que pase lo que pase
dejaré mi corazón
atado al de la gente 
que quiero.

Acepté que soy perfecta
con mis imperfecciones.

Que la pesadilla 
de estos días grises
formara parte del ayer
y siempre veré
el brillo del sol,
justo ahí, en la mirada,
de los míos.

Que existe un Dios
para los cobardes.

Que llegará un día
en que las cometas 
volaran muy alto,
en un cielo
azul perfecto,
despejando todos los miedos.

Y ese día haré una fiesta
porque a veces hay que
celebrar 
que las cosas
acaban.






Contacta Vía Mail: alinuski5@gmail.com

domingo, 8 de marzo de 2020

El silencio de nuestras palabras



El destino ha de emprenderse en silencio

                        Agnes George de Miller


















Te quedas ante él
desnuda,
de cuerpo y alma.

Se queda mirándote
en silencio,
no acierta a pronunciar
palabra alguna.


-¿Que ha pasado?

Ni tan siquiera entona 
la pregunta.
Tú solo ves la sorpresa
en su cara, la incertidumbre
entre ambos.

Alzas las manos al cielo
y le susurras,

-Ya ves.

Y entonces, te das cuenta
lo comprendes, lo ves claro,
nítido, te da vergüenza
tu desnudez,
no la del cuerpo,
que has tapado 
con tus ropas caídas
en tus pies.

Te da vergüenza
haber mostrado tu alma,
el interior, lo más profundo
e intimo de ti.

Te sientes culpable por dar, 
por esperar, por querer 
recibir,
cuando ni tan siquiera 
te ha tomado de la mano
o ha hecho amago de abrazarte
para consolarte
al ver tu desolación.

Te gustaría estar muy lejos
tanto como la lejanía 
que sientes en su mirada.

No te atreves a mirarle
a los ojos,
te resulta insoportable
su mirada.

Y sigues sin entender
a ese hombre
que te mira
sin preguntar
porqué estás llorando.



Contacta Vía Mail: alinuski5@gmail.com

martes, 25 de febrero de 2020

Más que cuerpos y promesas


Bienaventurado aquel que no promete, sino que hace y lo que hace lo hace con amor.”ALEJANDRO JODOROWSKY














Dos almas
dos corazones
dos cuerpos
que intentan 
separarse uno 
del otro
pero que no pueden.

Cada uno sangrando
por dentro 
en silencio,
corriendo sin brújula
hacia ningún lado
o hacia todos.

Un amor atravesado 
de misterio y lejanía.
Un amor callado,
confuso y doloroso.

Lloran, suspiran.
Se miran, se callan,
no se atreven 
a pedirse nada.

Ávidos e insaciables
suspiran por un amor
extraviado.
No quieren
ni esperan consuelo.

Dan y entregan todo
pero no quieren
nada de vuelta.

Es su amor,
que no conoce limites
lleno de promesas vanas
que quebrarán siempre.








Contacta Vía Mail: alinuski5@gmail.com

domingo, 9 de febrero de 2020

Respirando la vida



Cuando de la angustia más profunda emerge la tenue pero firme certeza de que todo lo que pasa no es tan real, de que más allá del miedo hay una protección, ahí, en alguna parte, de que algo desconocido nos protege. 


                                          Pierre Lemaitre










Abarca mi espacio
enhebrando el hilo
que une lo tangible
y lo intangible.

Absorbe con la mirada
la oscuridad,
los misterios
que ocultan mi alma
para hacerme fuerte
frente a mis debilidades.

Destierra recuerdos
deformados,
los borra, 
aparta el desamparo,
convence, penetra,
invade, ocupa,
somete a  la intemperie
a la antigua soledad.

Me ancla,
me engancha,
me regala 
una firmeza inesperada
despejando las dudas
salvándome 
de la arenas movedizas
de mi interior.

Todo encaja por fin
he encontrado la isla
donde la única 
náufraga soy yo.


Contacta Vía Mail: alinuski5@gmail.com

jueves, 6 de febrero de 2020

Si tu supieras


El amor más intenso es el amor no correspondido (...) Amar a alguien que también te ama es narcicismo. Amar a alguien que no te ama, eso es amor.

                                                                                                   Frederic Beigbeder

                                                                                    






Llegó siguiendo tus pasos
pensó que lo estarías
esperando.

Descalzo
intentó atrapar tus huellas,
siempre estabas demasiado 
lejos,
a ti, que lo expulsaste 
de tus sueños,
te estuvo persiguiendo,
acechando,
sin que te dieras cuenta.

Se había sentido perdido
no supo enterrarte,
desterrarte de la memoria,
guardarte en algún 
recóndito lugar del alma
y olvidarte para siempre.

Quedó en él la huella 
de un tiempo juntos,
un mundo sumido
en el silencio,
un ser roto por la ausencia.

Quedó la confusión
el error en los sentidos,
querer ver, más allá
incluso donde nada
había.

La angustia que pesa.

Todavía te soñaba
y al despertar no tenía 
fuerzas para contener
las lágrimas.
Al diablo los sueños,
el quiso amarte, tú lo impediste,
no puede olvidarlo.

Aprendió a estar solo
y aparentar no estarlo,
fingió comprensión
pero en él anidó 
la semilla de la destrucción,
el rencor se fue acumulando
como los escombros,
todo lo que vino después
llegó torcido.

Algo se rompió en su interior,
la pena acabó cediendo
y haciéndose añicos
no pudo seguir fingiendo
que todo iba bien.

El dolor llegó a él
y por un momento
creyó morir,
sin embargo, 
no estaba muerto.

Su destino le pareció
ya indiferente
y aún así no te dejó ir
aunque fueras ya un fantasma
supo que ese presente
comenzaba volverse 
definitivo.