lunes, 23 de marzo de 2020

Manifiesto


Definición:
Lo que es evidente, se ve o percibe con claridad.










Me envolvió
la dulzura del silencio,
pude ver la invisible
belleza de las cosas.

Admiré la delicadeza
de los secretos susurrados.

Dejé atrás los sueños
quebradizos,
que sabía que no alcanzarían
ninguna estrella.

Descubrí que tenía 
un amor paciente
y un deseo impaciente.

Que pase lo que pase
dejaré mi corazón
atado al de la gente 
que quiero.

Acepté que soy perfecta
con mis imperfecciones.

Que la pesadilla 
de estos días grises
formara parte del ayer
y siempre veré
el brillo del sol,
justo ahí, en la mirada,
de los míos.

Que existe un Dios
para los cobardes.

Que llegará un día
en que las cometas 
volaran muy alto,
en un cielo
azul perfecto,
despejando todos los miedos.

Y ese día haré una fiesta
porque a veces hay que
celebrar 
que las cosas
acaban.






Contacta Vía Mail: alinuski5@gmail.com

domingo, 8 de marzo de 2020

El silencio de nuestras palabras



El destino ha de emprenderse en silencio

                        Agnes George de Miller


















Te quedas ante él
desnuda,
de cuerpo y alma.

Se queda mirándote
en silencio,
no acierta a pronunciar
palabra alguna.


-¿Que ha pasado?

Ni tan siquiera entona 
la pregunta.
Tú solo ves la sorpresa
en su cara, la incertidumbre
entre ambos.

Alzas las manos al cielo
y le susurras,

-Ya ves.

Y entonces, te das cuenta
lo comprendes, lo ves claro,
nítido, te da vergüenza
tu desnudez,
no la del cuerpo,
que has tapado 
con tus ropas caídas
en tus pies.

Te da vergüenza
haber mostrado tu alma,
el interior, lo más profundo
e intimo de ti.

Te sientes culpable por dar, 
por esperar, por querer 
recibir,
cuando ni tan siquiera 
te ha tomado de la mano
o ha hecho amago de abrazarte
para consolarte
al ver tu desolación.

Te gustaría estar muy lejos
tanto como la lejanía 
que sientes en su mirada.

No te atreves a mirarle
a los ojos,
te resulta insoportable
su mirada.

Y sigues sin entender
a ese hombre
que te mira
sin preguntar
porqué estás llorando.



Contacta Vía Mail: alinuski5@gmail.com

martes, 25 de febrero de 2020

Más que cuerpos y promesas


Bienaventurado aquel que no promete, sino que hace y lo que hace lo hace con amor.”ALEJANDRO JODOROWSKY














Dos almas
dos corazones
dos cuerpos
que intentan 
separarse uno 
del otro
pero que no pueden.

Cada uno sangrando
por dentro 
en silencio,
corriendo sin brújula
hacia ningún lado
o hacia todos.

Un amor atravesado 
de misterio y lejanía.
Un amor callado,
confuso y doloroso.

Lloran, suspiran.
Se miran, se callan,
no se atreven 
a pedirse nada.

Ávidos e insaciables
suspiran por un amor
extraviado.
No quieren
ni esperan consuelo.

Dan y entregan todo
pero no quieren
nada de vuelta.

Es su amor,
que no conoce limites
lleno de promesas vanas
que quebrarán siempre.








Contacta Vía Mail: alinuski5@gmail.com

domingo, 9 de febrero de 2020

Respirando la vida



Cuando de la angustia más profunda emerge la tenue pero firme certeza de que todo lo que pasa no es tan real, de que más allá del miedo hay una protección, ahí, en alguna parte, de que algo desconocido nos protege. 


                                          Pierre Lemaitre










Abarca mi espacio
enhebrando el hilo
que une lo tangible
y lo intangible.

Absorbe con la mirada
la oscuridad,
los misterios
que ocultan mi alma
para hacerme fuerte
frente a mis debilidades.

Destierra recuerdos
deformados,
los borra, 
aparta el desamparo,
convence, penetra,
invade, ocupa,
somete a  la intemperie
a la antigua soledad.

Me ancla,
me engancha,
me regala 
una firmeza inesperada
despejando las dudas
salvándome 
de la arenas movedizas
de mi interior.

Todo encaja por fin
he encontrado la isla
donde la única 
náufraga soy yo.


Contacta Vía Mail: alinuski5@gmail.com

jueves, 6 de febrero de 2020

Si tu supieras


El amor más intenso es el amor no correspondido (...) Amar a alguien que también te ama es narcicismo. Amar a alguien que no te ama, eso es amor.

                                                                                                   Frederic Beigbeder

                                                                                    






Llegó siguiendo tus pasos
pensó que lo estarías
esperando.

Descalzo
intentó atrapar tus huellas,
siempre estabas demasiado 
lejos,
a ti, que lo expulsaste 
de tus sueños,
te estuvo persiguiendo,
acechando,
sin que te dieras cuenta.

Se había sentido perdido
no supo enterrarte,
desterrarte de la memoria,
guardarte en algún 
recóndito lugar del alma
y olvidarte para siempre.

Quedó en él la huella 
de un tiempo juntos,
un mundo sumido
en el silencio,
un ser roto por la ausencia.

Quedó la confusión
el error en los sentidos,
querer ver, más allá
incluso donde nada
había.

La angustia que pesa.

Todavía te soñaba
y al despertar no tenía 
fuerzas para contener
las lágrimas.
Al diablo los sueños,
el quiso amarte, tú lo impediste,
no puede olvidarlo.

Aprendió a estar solo
y aparentar no estarlo,
fingió comprensión
pero en él anidó 
la semilla de la destrucción,
el rencor se fue acumulando
como los escombros,
todo lo que vino después
llegó torcido.

Algo se rompió en su interior,
la pena acabó cediendo
y haciéndose añicos
no pudo seguir fingiendo
que todo iba bien.

El dolor llegó a él
y por un momento
creyó morir,
sin embargo, 
no estaba muerto.

Su destino le pareció
ya indiferente
y aún así no te dejó ir
aunque fueras ya un fantasma
supo que ese presente
comenzaba volverse 
definitivo.

sábado, 18 de enero de 2020

Delirios




Y cuando sane y no tenga más delirio…¿me querrás todavía?“ 
 Horacio Quiroga 
 Cuentos de Amor de Locura y de Muerte






Y entonces me dio
por volverme loca.

Sabía cuando me llegaba
la locura y avisaba.

Todos me miraban
con los ojos muy abiertos,
todos callaban,
pero nadie me entendía.

Delirios, así lo llamaban.

Locura que llegó 
para quedarse
y me desgarró 
lentamente
convirtiendo
los días
en gris bruma.

En el silencio
escuchaba murmullos
que llegaban
todas partes.

La niebla
se extendió
hasta que me atrapó.

Todo se volvió
desesperante, indeseable,
todo quedó incompleto
y yo, en mi locura
siempre, desamparada.

Habitaciones inhabitadas
se iluminaban en mi mente.

Sufrí de ausencias
navegando en un mar
de desolación.

Me falta el aire 
solo de recordarlo,
pero fue así
como como sucedió.



Contacta Vía Mail: alinuski5@gmail.com

martes, 14 de enero de 2020

Vida de mi vida




-El mundo rompe a todos, y después, algunos son fuertes en los lugares rotos.
                              -Ernest Hemingway.










Cuando Dios dejó de existir,
el viento helado del norte
se llevó un sueño
en una noche 
de luna creciente.

Los viejos cuervos
anidaron en su pecho
y rayos verdes
rompieron el cielo.

Su mirada salvaje
se perdió en un mar 
de noviembre.

En la costa de las locas
el alma se le heló de golpe
en mitad de la noche,
se sintió de golpe
como una rosa
nacida entre las piedras.

Todo a su alrededor
enmudeció,
una calma irreal
la sacudió,
todo se volvió desolador.

Un mar infinito
de olas grises,
un viento que le trajo
voces, susurros,
sollozos,
pensamientos furtivos,
que se escapan de dentro.

Una voz desgarrada
rompió el silencio,
sinsabores, angustias,
sueños rotos.

La furia de las lamentaciones,
sollozos ahogados 
por el desconsuelo.

Labios que se aprietan
conteniendo el llanto.

Fue un instante de zozofra
que pasó rápido 
tenia por delante
un horizonte
que no iba  ningún lugar
pero no se ahogaría
en la tormenta.

El dolor no la 
arrastraría hasta el fondo.




Contacta Vía Mail: alinuski5@gmail.com

sábado, 7 de diciembre de 2019

Sueños cumplidos






Y si miro hacia la sombra donde la luz se deshace, temo también deshacerme y entre la sombra quedarme confundida para siempre.   
                                                                        Concha Méndez.









Son las tres de la madrugada abro los ojos y todo está en penumbra.
El sueño ha quedado en suspenso , es otoño, un otoño cualquiera, quizá algo más cargado de melancolía de lo normal.

No espero nada ni a nadie. Hace frío en la oscuridad de la noche, las tinieblas me arropan, tengo la mente nublada. 
Mi respiración, el silencio atronador, la oscuridad cruel, la nada más absoluta, todo está quieto, nada se mueve, quiero volver a soñar y que el sueño se prolongue, eternamente... quizá.

No me gusta está habitación, está llena de escalofríos, las paredes blancas agrietadas se llenan de fantasmas que se convierten en fantasmas en forma de recuerdos dormidos cuajados de flores secas. Enciendo la luz, me da en los ojos, esa luz tan blanca me deslumbra, el sonido del teléfono me sobresalta. Contengo la respiración, se me encoge el corazón, no voy a responder, salgo de la cama, hace frío.

Me asomo a la ventana, miro al cielo, allí arriba todo está despejado, aquí abajo se ha desatado una tormenta.

Vuelvo a la cama, no consigo entrar en calor, el sonido del teléfono a cesado y tan solo espero que no vuelva a sonar, mi corazón desbocado también.
Tengo miedo de que vuelva otra vez, tengo miedo de despertar a la bestia, tengo miedo de que todo se vuelva nuevamente sucio, gris y asqueroso.

Quiero que el día se despierte, que se alejen de mi las sombras y la oscuridad. Quiero que el amanecer me sorprenda dormida como siempre y que los rayos de luz jueguen haciendo sombras chinescas en mi cuerpo.

Me quedo tendida en la cama sin pensar en nada, vuelvo a respirar de nuevo y me duermo enseguida.
Sé que ya nunca me alcanzará, no podrá colarse por ninguna herida de mi corazón que hace tiempo está cicatrizando.

Sigo durmiendo con restos de sal en las mejillas.





Contacta Vía Mail: alinuski5@gmail.com

sábado, 30 de noviembre de 2019

Su voz dormida



"Ya se había acostumbrado a hablar en voz baja, con esfuerzo, pero se había acostumbrado. Y había aprendido a no hacerse preguntas, a aceptar que la derrota se cuela en lo hondo, en lo más hondo, sin pedir permiso y sin dar explicaciones.


                                                                                                              Dulce Chacón













Si me alejo
si me hundo
si lo hago,
si me marcho
si me escondo
si nadie nunca
puede saber donde 
estoy
cuando su voz 
suene amenazante.

Si me escondo
allí donde
el patio se vuelve oscuro
quizá si me alejo
mucho
se olvide de mi,
o si me quedo
quieta,
escondida
detrás del ropero
no podrá lastimarme.

Si no me encuentra
si su voz
se queda dormida,
su maldita voz,
ebria de vino, soledad
y rabia.

Su voz, murmurando 
palabras sin sentido,
dejar de sentir
para siempre su voz
cuando está a punto
de herirme, de destrozarme
y tan solo escuchar
el silencio del universo,
el silencio de Dios.

Silencio
para no esperar
que lleguen tormentas
lejanas
que se acerquen 
dejando la vida
hecha confusión.



Contacta Vía Mail: alinuski5@gmail.com

domingo, 3 de noviembre de 2019

Pero ya no




„Simón apartó la mano de la boca. Los colmillos ya no estaban. - Podría haberte matado - exclamó, y había una especie de suplica en su voz. - Y yo te lo habría permitido - repuso Jace.“

 Cassandra Clare 1973 City of Ashes 0






















Antonio, abre la puerta por favor. ¡Antonio! si se que estás ahí.

Por dios abre, dame las llaves y me voy. Me da igual todo, solo quiero tumbarme, cerrar los ojos y dormir.
Dormir, es lo único que quiero. Me duele todo el cuerpo. Solo quiero dejar de sentir. No pensar. Dormir para poder escapar de la realidad.

Antonio por favor, no me hagas chillar, ya no tengo fuerzas.

Me dejé las llaves dentro, te juro que fue sin querer. Ya va a amanecer,no me aguanto en pie, estoy deshecha. Estoy aquí aporreando la puerta como si fuese una posesa y no es por ti,no quiero controlarte, no quiero reprocharte nada... si todo ya lo sé .

Entérate, yo ya no te quiero, solo quiero las llaves, entrar en casa, esa casa gris llena de sombras y poder descansar de una vez.

Antonio abre, no te diré nada, no hay nada que decir, estoy temblando, tengo frío. Lo siento, siento haberme dejado las llaves dentro, pero llegaba tarde y cerré de un portazo y cuando miré en mi bolso me di cuenta, estabas dormido y no quise molestarte, por eso no llamé para recuperarlas, ¡Por favor! lo siento.

¡Ay Antonio! ¿Pero por qué me castigas?

Quiero irme de aquí. Todo a cambiad, se ha oscurecido, se ha emborronado. Mis sueños están empezando a desvanecerse. Ocupamos el mismo espacio, repiro el mismo aire que tú, vivimos juntos, pero siempre estoy sola, hace mucho que dejaste de verme y hace el mismo tiempo que a mi me da igual.

Santa Soledad, que desde entonces me acompaña para vivir a medias.
Llorar es un modo de curar la pena, mis lágrimas se resisten a salir.
¿Será que ya estoy vacía? ¿Que me he acostumbrado al desapego?

Tal vez la desesperanza por fin se me desborda, tengo vacíos que llenar, vacíos enteros de los que hacen crujir el alma, tengo recuerdos de abandono y ausencia. Creo que debo aprender a conjugar solo el presente.

Que dura me resulta la vida, vivo con miedo, a veces siento que me falta el aire, que no puedo respirar, he perdido el animo. 
Callo, me escondo en el silencio, en la oscuridad que se introduce en el alma y toma el control. El silencio no es sano, te aísla, ahora lo sé , por eso chillo tu nombre en está fría madrugada,para salir del pozo donde me empujaste, porque hay actos que se imponen,más allá de lo soportable.

Y hoy ya no puedo más.
Ya está, al fin eres nada, nadie. Me despojo de ti, te reduzco a la mínima expresión y la culpa es tuya.

Estoy cansada de tus fantasmas, de tus mentiras, las grandes, las pequeñas,las absurdas, tus estúpidas mentiras. Ya no te pertenezco, soy ajena a ti.

Dentro de la puerta hay un mundo, ahora sé, qué, fuera hay otro y voy a dejar de esperar a que pase algo.

Solo pensarlo, ya es liberador. Voy a enfrentarme a ti y la mentira que he vivido y aunque ahora mismo noto todo el cansancio de una vida deshecha quiero vivir a salvo de heridas.

Caminaré, me caeré, me levantaré, me construiré a mi misma, buscándome  y perdiéndome, encontrándome al final.
Contacta Vía Mail: alinuski5@gmail.com

lunes, 26 de agosto de 2019

La sombra de un ángel



“Puede uno tener el entendimiento de un ángel, y ser, sin embargo, un demonio.” 















Era un ángel 
asustado
con las de mentira,
lleno de heridas
y desgarros.

Maracas de amor,
de dolor,
de añoranza,
que intentaba
escapar de una jaula
donde se sentía 
infinitamente solo.

Que se preguntaba 
insistentemente
en que lo había 
convertido Dios.

Lo que más anhelaba
era encontrar 
una respuesta
que le arrancara
 de cuajo 
la soledad.

Que el cielo temblara,
se desquebrajara
en mil pedazos
para poder
volar,
respirar hondo,
llenar los pulmones
de libertad,
para poder
volver a ella
como si nunca
la hubiese
abandonado.






Contacta Vía Mail: alinuski5@gmail.com