lunes, 27 de febrero de 2017

Soraidh


Y al partir serán estas mis últimas palabras: me voy, dejo mi amor detrás.
                                                             
                                                             Tagore.









Suspira en silencio
cierra los ojos
y apoya la cabeza en su hombro,
pasan unos minutos en silencio.

La abraza para alejar de ella
ese húmedo frío 
que les cala los huesos.

Ninguno de los dos habla,
solo miran la montaña,
imaginando 
que habrá detrás del horizonte.

Una suave brisa comienza 
a mover el aire que levanta
la niebla.

Vocaliza un, no pasa nada,
 sin sonido.
Le responde 
con una suave sonrisa.

Un intento de beso
muere en sus labios.

En sus ojos una disculpa,
le devuelve una mirada 
sin reproches,
pero no puede ocultar
un destello de tristeza,
entre los dos se abre
un silencio hueco.

Sonríe para mi, le pide
y a ella le gustaría decirle:
amarrame a tu vida,
cuélate  por mi huecos
vacíos,
llénalos con soplos de felicidad
que arrastren la desconfianza
como la brisa hace
con la niebla.

Pero no puede, 
no puede ser pretexto,
 ni consuelo,
ni mentira.

Se remueve nerviosa, 
se deshace de su abrazo,
como si de repente,
no supiera que hace allí.

Con la mirada perdida
en la infinidad de un muro,
pedida en su niebla,
le susurra un adiós,
te echaré de menos...

Pero sabe que no es verdad
no quiere que sus recuerdos
formen parte de ella,
porque hay lazos
que aprisionan,
que amordazan,
que ahogan,
ataduras crueles,
que la pueden ahogar.
Por eso
lo pondrá en el lugar 
que le corresponde
para poder continuar;
el olvido.








Contacta Vía Mail: alinuski5@gmail.com

martes, 21 de febrero de 2017

Llegar al final sin rendirse




Nada está perdido si se tiene el valor de proclamar que todo está perdido y hay que empezar de nuevo.


                                       Julio Cortázar








Tú sabías lo que sentías, y como lo sentías, era lo que querías. Ahora solo puedes imaginarlo, ni tan siquiera recordarlo. Duele, duele demasiado y estás cansada de tanto dolor, cansada de estar cansada. 

Quieres avanzar, lo intentas, pero tus pasos son cautelosos , porque aunque ya no esperas nada, no te fías del destino.
Cuando tu corazón late rápido, intentas calmarlo, aunque a veces resulta difícil, los malos pensamientos llegan para nublar tu mente. La presión, es demasiado intensa. Sentir que te ahogas, que no puedes respirar, que tus propias lágrimas se niegan a aliviar tu alma, ataque de ansiedad le llaman. Es solo pena.

Una pena inmensa que va ganando terreno. Es una lucha constante, una batalla contra un poderoso enemigo, un oportunista que toma miles de formas, que ataca por traición porqué quiere apoderarse de tu alma, haciendo que hasta la luz de la luna y su reflejo en tu mirada, duela.

Pena traidora que te aleja de todo lo bueno, que te arrincona, que no te deja razonar y que te hace parecer una estúpida marioneta, porque ya no eres tú, no te reconoces, tampoco te importa. Estás tan lejos de todo. Como tu alma, abandonada y vacía, tu mundo solo es gris, un mundo de sombras oscuras, donde solo existe el sueño.

Dormir, para no pensar, para no recordar, para no enfrentarte a tus fantasmas, los reales y los imaginarios, depresión, le llaman.  Yo creo que tan solo estas atrapada, engullida como Jonás en su ballena , desorientada, como una brújula sin norte, porque todo lo que pensabas, creías, sentías real ya no lo es , ha desaparecido, se ha esfumado como por arte de magia.

Magia, porque aunque ha pasado delante de tus ojos, no te has dado cuenta si quiera y estás  intentando descifrar el truco, pero no hay truco, solo hay niebla, niebla espesa y profunda, un día y otro.

Hasta que un día, todas las lágrimas que estaban estancadas, todas las lágrimas que no se atrevieron a caer anegando el corazón, es escapan rodando sin rumbo.
Y te duermes tranquila. Y te levantas y compruebas que la niebla ha desaparecido durante la noche y el martilleo constante que has sentido durante tanto tiempo en la sien ha desparecido.

Y entonces quieres que el aroma a invierno abandone tu vida, que siga su rumbo. Quieres dejar de pensar que destino volverá a esquivarte de nuevo, que podrás salir de esa habitación oscura en la que te habías refugiado y se llamaba soledad.

Y abres esa puerta que una vez se cerró para llegar al final sin rendirte y te empapas del aire fresco y limpio
del amanecer.

De un nuevo amanener.






Fotografia : Luis López  

                         @luislo1969

Contacta Vía Mail: alinuski5@gmail.com

lunes, 20 de febrero de 2017

Liberi



Libertad es lo que haces con lo que te han hecho.

                             Sartre










Fabricaré gotas de olvido
para que de tus ojos
la tristeza se borre.

Sujetaré tu dolor.

Te liberaré del silencio
seré tu voz.

Te regalaré una mirada
fresca.

Te conseguiré todas
las estrellas que cuelgan
en la noche.

Por primera vez,
las cosas importantes
te ocurrirán a ti.

Tus mañanas,
siempre tendrán
una sonrisa cálida.

Ya no serás 
una sombra,
ni un desecho,
ni un destino errado.

No volverás a morir
en el silencio 
de noches oscuras,
ahogada en lágrimas negras.

Tu voz ya no sonará
con pena
y tu mirada anunciará
una nueva primavera.

Dejarás de ser 
una mitad.

No volverá 
a sangrar ni tu cuerpo
ni tu corazón.

Más allá de él,
el futuro, la esperanza,
la vida.

Sin él lejos de ti,
los colores aparecerán
de nuevo,
el tiempo pasará
sin dolor, sin miedo
sus amenazas se convertirán
en agua, en humo, en nada.

Su recuerdo morirá
en tu memoria
y yo,
estaré a tu lado.






                             


                                                                  "NI UNA MÁS"                





Contacta Vía Mail: alinuski5@gmail.com

domingo, 19 de febrero de 2017

A ti, por mí




¿Escribo de causas y no describo los efectos? Escribo la historia de una carencia, no la carencia de una historia.


                                                 Andrés Rivera













A ti, que tan solo
supiste abrir de nuevo
todas las cicatrices
cuando yo te enseñé
 mis heridas.

A ti,
me negaré  a mostrarte
mis emociones.

Estaré a tu lado,
pero no contigo.

Te miraré
sin verte.

Nada te pediré,
pero nada de daré.

Estaré a tu lado
pero ni tan siquiera 
podrás rozarme.

Ya no habitaré tu silencio
con el eco de mi  risa,
no apretaré fuerte tu mano
para que no sientas
la soledad.

Ya no seré el aire,
ni el aliento
para tu pecho,
ni con mi calor
cubriré tu piel.


No volveré a destruir
tu miedo
para convertirlo en valentía,
nunca más  seré tu escudo.

No me importará 
que la vida te asuste.

No pintaré de colores 
tus sueños,
ni inventaré historias
con finales felices.

Escucharas mis palabras,
pero nunca escucharas,
las que quieres oír.

Y cuando la realidad te alcance,
sentirás,
desamparo, impotencia
y miedo.
soledad y abatimiento,
desazón, pena, llanto, 
dolor, silencio, olvido
fracaso y desconcierto
y yo no volveré
a sentir
indefensión,
impotencia,
ni lágrimas amargas.







Contacta Vía Mail: alinuski5@gmail.com

domingo, 12 de febrero de 2017

Amharc



Y tantas mariposas distraídas han fallecido en tu mirada que las estrellas ya no alumbran nada.

                                                                                                                                           
                                                       Gerardo Diego










No sabe descubrir
que es lo que siente,
rencor, odio, resentimiento,
amor,
todo,
menos indiferencia.

El silencio es una losa,
hasta que se acerca a ella
y baja la voz
hasta convertirla en un susurro,
a pesar de todo....

Sentimiento, entrega, 
abandono,
el corazón cambia su ritmo,
se acelera
y se impone a la razón.

Y entonces,
ve en en sus ojos,
el reflejo de su propia soledad,
comprende que no es ella 
la única que se ha sentido sola,
y que hay huecos 
que no se llenan jamás.

Aquellos ojos tan tristes
que sin hablar,
le están diciendo
que sus sueños eran los mismos,
que ella también
sufrió por él, 
pero que no supo transformar
el miedo en fortaleza.

Instinto, esperanza,
incertidumbre,
abrazados,
entrelazados como si fueran 
un solo ser,
sin atreverse a romper
de nuevo el silencio.

Sintiendo como el llanto
vibra en el aire,
le promete
que esos ojos tan tristes
no volverán a llorar.

Y se prende a su cuello,
se enreda en sus brazos,
se encuentra en su mirada
y en ese momento,
las heridas,
se empiezan a curar.




Contacta Vía Mail: alinuski5@gmail.com

viernes, 10 de febrero de 2017

Renuntiatio





Quien se resigna no vive, sobrevive.
                              
                             Oriana Fallaci












Resignación es sentir
que la rabia te golpea
rodeada de enigmas y desconciertos
y no sabes a que sentimiento
dar prioridad.

Resignación es darte cuenta
de que todo llega
demasiado tarde.

Resignación es olvidar los sueños
y acostumbrarse a la rutina.

Resignación es toda la fe
desperdiciada.

Resignación es callar
pues nada tienes ya que decir.

Resignación es rodearte
de silencios espesos,
sentir que te abraza
con fuerza,
una inmensa soledad.

Resignación;
 que gana terreno
cuando el cansancio
puede más que la ilusión,
dejando de creer
que los sueños existen.

Resignación es cuando 
el tiempo se vuelve arena
y ya no esperas nada.







Contacta Vía Mail: alinuski5@gmail.com

martes, 7 de febrero de 2017

Vientos de esperanza



Prometemos según nuestras esperanzas y cumplimos según nuestros temores.


                               François de la Rochefoucauld










No me prometas las estrellas
tan solo sé la luz
en los días de fragilidad.

Ayúdame  a librar
la batalla
contra la angustia
y la soledad,
tú, mi soldado
de luz, aire,
hielo y fuego.

Hazme volar,
dame tu aire,
que tu aliento 
acaricie siempre
mi piel.

Sigue velando
 mis sueños,
que tu corazón
sea mi destierro
cuando acabe
el cuento de hadas.

Sálvame del miedo,
lucha conmigo.

Encuentra la manera
de amainar 
mis tormentas,
que tus besos
sean mi cura.

Vuélvete real.

Envuélveme entre tus brazos,
lleva de vida
mis días.

Déjame un segundo
rozar tu alma
para que pueda alcanzar
el equilibrio.

Comparte conmigo
tu dolor,
déjame ser consuelo,
no me niegues la posibilidad
de seguir tus pasos.

Acorta la distancia
y ante ti
me rendiré.







Contacta Vía Mail: alinuski5@gmail.com

lunes, 6 de febrero de 2017

Sombras



 Si en mis ojos ves oscuridad en mi camino verás sombras.
                                                   Alejandro Lanús








Negra la noche,
negra la espera ,
negro el silencio,
negra la pena.

Negro el mar,
negro tu abrazo
que a la soledad 
 me arrastró.

Negra la soledad,
negra la melancolía
que consume.

Negro como el sonido
de la desesperación.

Negra,
como la perdida 
de la esperanza.

Llanto,
distancias,
desazón y angustia.

Vida negra,
detenida,
al borde del precipicio.

Heridas,
reproches que llegan
a destiempo.

Sombra de tu sombra,
vértigo.

Negro, como tu amor
deformado.

Negro como un lugar
inseguro,
que te deja parado
en un punto sin salida.




Contacta Vía Mail: alinuski5@gmail.com

jueves, 2 de febrero de 2017

De vuelta a la luz



...aún hay una luz dentro de ti, la he visto. Y brilla tanto como las estrellas en tu cielo.


                                                           La luz entre los océanos   



Llegó sonriendo al infinito.
regalándole lo eterno,
cargado con flores
de todos los colores.

Encontró en sus ojos
destellos de una felicidad perdida,
no tuvo fuerzas para detenerlo
y entre sus brazos,
la cordura perdió.

Sus manos se encargaron 
de desterrar de su piel,
las huellas de otras caricias,
llenó sus labios de besos
con sabor a azahar.

Intentó cubrir todos 
sus espacios.

Le recordó algo
que había olvidado,
que su corazón,
podía volver a latir,
que tenía que buscar
la paz que un día había
perdido,
para dejar atrás,
años de frío y soledad.

-Te prestaré un sueño,
le dijo;
-Si quieres me quedo contigo,
así pegado a ti.
Estaré justo aquí,
no me apartaré de tu lado.

Y la tierra tembló.

-Llévate de mi esta tristeza,
que se apoderó de mi
sin pedir permiso.

-Arrastra mi dolor,
regálame tu calma,
que la soledad del alma
juega malas pasadas,
coraje suficiente
 para enfrentarme
a la vida.

-Anuda fuerte los lazos
que nos unen,
no quiero seguir,
perdida en mi niebla.

Y él borró con su mirada
cada uno de sus miedos.

-Cualquier cosa, pero junto 
a ti.

Y llenó con su risa,
todos los silencios acumulados
en su alma,
hasta que el cielo
se convirtió 
en un manto de candelas
y en cada uno de ellos
prendió deseos,
los suyos.


Contacta Vía Mail: alinuski5@gmail.com